Holanda: una empresa de Israel lanza combustible a base de agua

En asociación con la compañía neerlandesa Eleqtec, el revolucionario carburante de Electriq-Global se presentará en 2020 como una novedosa herramienta de movilidad sin emisiones.

La empresa australiana-israelí Electriq-Global y la compañía holandesa Eleqtec firmaron un acuerdo para lanzar el combustible basado en agua de la primera en los Países Bajos donde todas las tendencias apuntan hacia la movilidad de sin emisiones.

Ambas firmas planean lanzar plantas de reciclaje y presentar aplicaciones de movilidad electrónica inteligente para camiones, barcazas y generadores móviles. Pero el producto estrella es su novedoso combustible acuoso.

Compuesto por un 60 por ciento de agua, Electriq-Fuel se presenta como una alternativa (aún más verde) a las baterías y al hidrógeno comprimido. El potencial de densidad de energía de esta tecnología es hasta 15 veces mayor al de las baterías utilizadas actualmente en los vehículos eléctricos.

La alianza Electriq- Eleqtec también está en negociaciones avanzadas con varias de las principales compañías holandesas de combustible y transporte. Se espera que varios proyectos de demostración y creación de prototipos se inicien también el próximo año.

El jefe ejecutivo de Electriq-Global, Guy N. Michrowski, comentó al respecto: “Nos complace llevar nuestro combustible seguro, reciclable y de emisiones cero al mercado holandés. Con el apoyo de Eleqtec, esperamos que los primeros productos basados ​​en nuestra tecnología, hechos por socios holandeses, se entreguen en 2020″.

Por su parte, el presidente de Eleqtec, Mecx Kooij, dijo que la tecnología de Electriq-Global “es el vínculo que faltaba en la economía sostenible”. Además, aseguró que unir fuerzas con Electriq es “altamente motivador”, ya que la tecnología que van a implementar “resuelve problemas con respecto al almacenamiento y transporte de energía, apoya las iniciativas actuales e introduce un combustible rentable”.

Electriq-Global se fundó en 2014, sustentada en los avances en el desarrollo de la tecnología de combustible a base de agua hechos por su fundador, Alex Silberman. Con el respaldo del programa de incubadoras del gobierno de Israel, la puesta en marcha y el desarrollo fueron financiados por inversionistas privados.

El próximo paso es la exportación de esta tecnología a nivel mundial.