De los alfajores al GNC: Los dueños de Havanna compraron Aspro

Diversificación y crecimiento como proveedores de la industria.

fotopre11587


El líder en tecnología para Gas Natural Comprimido pasó a manos del grupo de inversión Inverlat. La empresa creada por José Aspromonte hace 40 años ahora apunta a potenciar la división de equipos de gas para la industria petrolera.

Apenas una semana después del anuncio oficial sobre un nuevo marco laboral, Vaca Muerta ya empezó a generar negocios colaterales. El fondo de inversión Inverlat concretó ayer la compra del control accionario de Aspro, el principal fabricante y comercializador de sistemas de comprensión de GNC. Aspro es líder en equipos de GNC, aunque también cuenta con una división para atender a la industria petrolera, que es la que más seduce a los nuevos dueños de la compañía. “Nos interesa crecer como proveedores de la industria apuntando a todo el proyecto de Vaca Muerta“, admiten en Inverlat.

Aspro nació en 1975 de la mano del empresario metalúrgico José Aspromonte. Los primeros pasos los dieron con la mecanización de piezas de alta precisión hasta que en 1984 iniciaron la producción de equipos de GNC para autos.

En 2008 la empresa fue adquirida por el fondo de inversión brasileño Lupatech, que le dio un nuevo impulso al proceso de inserción internacional, mientras que la red de estaciones que había armado Aspro quedó en manos de la familia fundadora.

En la actualidad la compañía está presente en 45 países con más de 5000 equipos instalados. Hace un año, además puso en marcha una nueva división de Oil & Gas, que ofrece tres tipos de equipos: de well head (o boca de pozo), de gas lift (que implica la inyección de gas comprimido al pozo) y de compresor de recupero de gas de venteo (para captar gas en pozos exploratorios o que no tienen gasoductos mediante la compresión del recurso).

“A futuro vamos a tener dos ejes de crecimiento. El primero es Vaca Muerta y el segundo es continuar con la expansión internacional. Hoy el 70 por ciento de la producción de Aspro se destina al exterior y creemos que en el mundo van a surgir grandes oportunidades para el GNC porque cada vez son más los mercados que están abandonando el uso de diesel y lo está reemplazando por esta tecnología. En Europa, por ejemplo, a partir de 2018 va a quedar prohibido el uso de los motores diesel en todo lo que sea el transporte público“, explicaron en Inverlat.

La compra de Aspro se suma así al anuncio que hizo la cadena de supermercados La Anónima, que este año iniciará la construcción de una sucursal en Añelo, la ciudad neuquina que se perfila para convertirse en el centro urbano que concentrará todos los servicios para Vaca Muerta.

DIVERSIFICACIÓN
La compra de Aspro representa un paso más en el proceso de diversificación que está encarando Inverlat. El fondo nació de la mano de cuatro ex Citibank: Carlos Giovanelli, Guillermo Stanley, Damián Pozzoli y Osvaldo Pieruzzini, que de entrada decidieron apostar fuerte al consumo masivo con la adquisición de Havanna. Después le fueron sumando empresas como la chocolatera Fenoglio -que hoy provee a Havanna- y compañías de otros rubros como las licencias de las marcas de ropa Reef y Canterbury (rugby) para la Argentina y otros mercados de la región.

En el mundo financiero, hasta el momento su única incursión se limitó a la compra de Icsa, una de las imprentas de seguridad líderes del mercado, mientras que su apuesta más grande hasta el momento, después de Havanna, es la empresa Degasa, un holding que tiene las master franquicias de cadenas internacionales de comida rápida como Wendy’s, KFC y China Wok.

Con Wendy’s y KFC hoy operan doce locales en la Argentina y proyectan duplicar el número durante 2017.

Fuente: http://www.surtidores.com.ar/