Sensacional victoria

Daniel logra sensacional victoria en Spa

F1 Grand Prix of Belgium


 

Daniel Ricciardo logró una magnífica tercera victoria de la temporada en Spa-Francorchamps, el cual representa el 50vo triunfo del equipo Infiniti Red Bull Racing en un Gran Premio.

 

Ricciardo también hizo historia al convertirse en el primer australiano en conquistar el Gran Premio de Bélgica desde que Jack Brabham lo hiciera en 1960.

Asimismo, Sebastian Vettel dio una dura pelea para conseguir el quinto lugar, ganando otra titánica batalla en las últimas vueltas al rebasar a Jenson Button y Kevin Magnussen de McLaren, y Fernando Alonso de Ferrari.

La plataforma para la segunda victoria consecutiva de Daniel fue construida en las vueltas iniciales de la carrera: Nico Rosberg (quien tenía la posición pole) tuvo un inicio lento y fue rebasado rumbo a La Source por Lewis Hamilton.

Sebastian también rebasó al líder del campeonato en la salida de la curva para obtener el segundo lugar.

Detrás de ellos, Daniel – quien había iniciado en la quinta posición – rebasó a Alonso en la vuelta cinco, pero después hizo una mala maniobra, cediendo el puesto de vuelta al piloto de Ferrari.

No obstante, pronto logró estar nuevamente delante del español, al rebasar al bicampeón en el camino a Les Combes en la cuarta vuelta.

Mientras Daniel competía con Alonso, el drama se desarrollaba en la vanguardia: durante la primera vuelta Sebastian intentó rebasar al líder Hamilton en Les Combes, pero realizó una mala maniobra y regresó al tercer puesto detrás de Rosberg.

En la siguiente vuelta Rosberg intentó rebasar a su compañero de equipo en la misma curva. Ambos chocaron y resultaron con daños en sus unidades: Rosberg tenía daños en su alerón delantero, mientras que Hamilton tuvo una perforación.

Rosberg siguió en el liderato, pero Hamilton tuvo que cojear durante toda la vuelta hasta que pudo ingresar a los pits para cambiar neumáticos. Esto le hizo perder posiciones, y eventualmente se retiraría de la competencia en la vuelta 39.

Mientras tanto, el ritmo de Rosberg se vio afectado por el daño a su vehículo, y tanto Sebastian como Daniel acortaron distancias.

No obstante, durante la sexta vuelta Sebastian se pasó de largo en Pouhon, mientras que Daniel siguió adelante.

El australiano pronto estuvo al acecho de Rosberg. La respuesta del equipo Mercedes fue pedirle al alemán que ingresara a los pits durante la octava vuelta para darle un nuevo alerón delantero y llantas medianas. Daniel tomó el liderato.

A partir de este punto, Daniel tenía que responder a cualquier práctica que Mercedes empleara en términos de estrategia. La carrera dio un fuerte giro en favor de Daniel cuando Rosberg desgastó sus neumáticos medios y se vio forzado a reemplazarlos.

Rosberg estuvo al acecho durante la segunda y última visita a los pits del australiano con la esperanza de que su propia parada final para cambiar a neumáticos suaves le permitiera emplear el mejor ritmo de sus neumáticos y retar a Daniel por el liderato.

Sin embargo, Daniel fue un modelo de consistencia y mantuvo la brecha sin mayor problema hasta el final, logrando tomar la bandera a cuadros con una ventaja de tres segundos sobre el alemán.

“Todo el mundo estuvo diciendo que no teníamos oportunidad de ganar aquí, pero creo que realmente tuvimos muy buen ritmo y nos sorprendimos a nosotros mismos”, dijo posteriormente Daniel. “Se siente un poco surreal, pero otra victoria es realmente genial”.

“Fue difícil permanecer fuera al final de la carrera; cuando eres el líder siempre sientes que eres el más vulnerable cuando tienes que decidir entre ingresar o no a los pits”, explicó.

“Cuando faltaban 11 vueltas para finalizar, mi ingeniero Simon me preguntó por radio si mis neumáticos podían resistir hasta el final, a lo que le respondí que creía que podía mantener el ritmo”, narró.

“Lo logré, incluso en la última vuelta conseguí un poco más de décimas, entonces estaba teniendo un poco de diversión ahí afuera”, puntualizó.

“Hay muchas cosas buenas sobre la victoria de hoy; obviamente las últimas dos vinieron de un estilo de conducción más agresivo, pero hoy fue más calculado y agradable ganar bajo circunstancias diferentes”, declaró.

Por su parte, Sebastian quedó en el quinto puesto después de una dura pelea. El tetracampeón hizo su primera parada para cambiar los neumáticos durante la décima vuelta, optando por caucho.

El tetracampeón corrió durante doce vueltas con dicho conjunto de llantas, y cayó al quinto sitio después de cambiar a neumáticos medios.

Vettel hizo su última parada a los pits en la vuelta 34 para cambiar a neumáticos suaves. Cayó al octavo puesto, pero se enfocó en usar el ritmo que le daban para recuperar posiciones.

Fue una gran batalla. Kevin Magnussen estaba en el quinto lugar, pero estaba retrasando a los pilotos que le precedían, incluyendo a Alonso, Jenson Button y Vettel.

Eventualmente, Sebastian se las ingenió para conseguir el quinto puesto detrás de Kimi Raikkonen y Valtteri Bottas.

“El final de la carrera fue bueno”, dijo Vettel. “Estaba apurado por conseguir una mejor posición porque se estaban terminando las vueltas y obviamente Alonso y Magnussen no tenían neumáticos frescos, por lo que Jenson y yo los alcanzamos rápidamente”, explicó Vettel.

“Al final fue bueno no perder una posición comparado con el lugar que teníamos cuando decidimos ingresar a los pits, lo cual probablemente fue un poco tarde, pero al final mantuvimos la posición”, sentenció.

“El equipo hizo un gran trabajo en los pits – tres paradas perfectas – y sentí que lo hicieron realmente rápido”, expresó.

Posteriormente, Christian Horner – director del equipo Infiniti Red Bull Racing – aplaudió la victoria de Daniel, la cual significa el 50vo triunfo del equipo, pero añadió que la carrera de Sebastian pudo haber sido ligeramente obstaculizada por daños en el vehículo o por la necesidad de adoptar una estrategia agresiva.

“Hoy tuvimos un desempeño fenomenal para obtener nuestra 50ª victoria”, dijo Horner. “De todas las pistas en las que competimos, Spa es una de las que no esperábamos ganar”.

“Daniel dio una increíble carrera y tuvo un buen ritmo durante toda la competencia; al final estuvo muy reñido con Nico, pero logró sostener la posición y tuvo lo necesario para obtener la bandera a cuadros”, explicó.

“Por su parte, Sebastian estaba compitiendo con Bottas después de haber tenido un gran inicio”, señaló.

“No queríamos socavarlo, por lo que lo ingresamos a los pits agresivamente para asegurarnos de que mantuviera la ventaja, pero posteriormente batallamos con el ritmo”, añadió.

“Habría que revisar si hay daños en el vehículo, pero el resultado de hoy no fue culpa de Sebastian”, finalizó.

Daniel consiguió su tercera victoria en su carrera de Fórmula 1, lo cual lo coloca en la tercera posición con 156 puntos, tan sólo 35 detrás de Hamilton, quien permanece con 191. Rosberg es el líder con 220 puntos. La siguiente carrera será en Monza.

81303 F1 Grand Prix of Hungary