Segmento de máquinas con buen comienzo en Brasil

El mes pasado de enero las ventas de equipos agrícolas y de carreteras crecieron un 64%.

La previsión de más cosecha consistente y los precios de los commodities en alza siguen promoviendo el calentamiento en las ventas de maquinaria agrícola y de carreteras. En enero, las entregas de equipos para el campo y la construcción sumaron 2,6 mil unidades, volumen que representó un crecimiento del 64,5% en la comparación con el mismo período del año pasado, cuando se negociaron 1.600 máquinas.

Las necesidades del campo son quienes impulsan las demandas del segmento. En el primer mes del año, las ventas de tractores de ruedas crecieron un 73,2%, con poco más de 2 mil unidades, y las de cosechadoras de grano 65,9%, para 448 equipos vendidos. Ambos productos representaron el 93% de las ventas totales de máquinas en enero.

En la comparación con desempeño de diciembre del año pasado, cuando el segmento entregó 4,4 mil unidades, el resultado es negativo, con ventas un 40% inferiores. Según Miguel Neto, sin embargo, además de una caída natural en virtud de la estacionalidad de inicio de año, hubo una carrera de compras de los productores a finales del año pasado para garantizar equipos.

Las exportaciones deberán ser el mayor desafío no sólo del segmento de máquinas, sino del sector automotriz en general. Argentina como el mayor comprador de los productos brasileños todavía se muestra frágil. En el caso de tractores y afines, los embarques sufrieron una reducción del 10,6% en enero, con 693 unidades enviadas a otros mercados contra 775 registradas un año antes.

En las líneas de montaje, el ritmo sigue en alza, a pesar del desempeño negativo de las exportaciones. El mes pasado, los fabricantes de máquinas computarizaron 2,8 mil unidades producidas, expansión del 3,5% con relación a enero del año pasado, cuando se montaron 2.700 equipos.