Rally Dakar 2019 confirmó la ruta de la competencia que se correrá solo en Perú

El Rally Dakar de 2019 será la cuadragésima primera edición de la carrera de rally raid más exigente del mundo. Se realizará entre el 6 y el 17 de enero, por undécima vez consecutiva en América del Sur, tras la cancelación de la edición de 2008 en África por amenazas terroristas. La empresa francesa ASO (Amaury Sport Organisation) es la organizadora del Dakar, que en esta oportunidad se disputará por primera vez en un solo país, Perú.

La salida y final de la competencia será la ciudad de Lima y se disputará en 10 etapas.

El Rally Dakar 2019 confirmó la ruta que tendrá la competencia de automovilismo más dura del planeta.

La competencia tendrá un recorrido de 5 mil kilómetros, en la que serán 70% arena y el 30% restante otro tipo de terreno. La partida será en Lima e irá rumbo a Pisco, en la que será la primera etapa de la carrera.

De Pisco se dirigirán a San Juan de Marcona en Ica, para luego ingresar a Arequipa, Moquegua y Tacna. El día descanso está programado para el 12 de enero, tras la maratón Tacna-Arequipa.

La carrera terminará el 17 de enero en Lima, con la décima etapa. La edición 41 de la carrera motorizada más dura del mundo, que desde 1978 se desarrollaba en África y por amenazas terroristas se mudó a Sudamérica en 2009, se disputará por primera vez en un solo país tras las deserciones de Argentina y Chile por políticas de austeridad y la falta de acuerdo con Bolivia.

Pero los avatares políticos y económicos de Perú mantuvieron en duda durante un par de semanas la edición de 2019, que finalmente largará el 6 de enero desde las costas de Lima.

Diez años después de la primera edición celebrada en el continente sudamericano, el Dakar

2019 se disputará de nuevo con un recorrido en bucle, que empezará y terminará en Lima.

La arena de Perú desempeñará un papel clave en la conquista de los trofeos.

La escasez de precipitaciones otorga al país zonas totalmente desérticas que el Dakar empezó a explorar en 2012 y 2013. En la primera incursión del Dakar en Perú, solo los pilotos más valientes pudieron sentir el orgullo de subir al podio de Lima.