Nueva familia Delivery supera 15 mil unidades producidas y sus ventas crecen un 60%

Camiones son también un éxito internacional: Delivery 9.170 y 11.180 lideraron los embarques de Volkswagen a sus principales destinos en 2018.

La nueva familia Delivery acaba de superar las 15 mil unidades producidas en el complejo de producción y desarrollo de VW Caminhões e Ônibus en Resende (RJ). El récord fue alcanzado en poco más de un año del inicio de la venta de sus primeros modelos.

“La línea de productos combinó la receta del éxito de la primera familia Delivery, la experiencia de los clientes de las más de 100 mil unidades producidas y la innovación. Escuchamos las necesidades de los clientes y también lo que ellos esperan de la movilidad del futuro”, celebra Roberto Cortes, presidente y CEO de Volkswagen Caminhões e Ônibus.

Los camiones VW Delivery también son un éxito en América Latina: los Delivery 9.170 y 11.180 lideraron los embarques de Volkswagen a sus principales destinos en 2018, con ventas en México, Argentina, Chile, Uruguay y, más recientemente, Perú, Paraguay y Colombia.

En Brasil el resultado es bastante positivo: las ventas de los camiones Delivery aumentaron el 60% en el primer bimestre de este año en Brasil comparadas con el mismo período de 2018, un salto de 1.125 para 1.797 unidades en este inicio de año. Toda la familia Delivery se destaca en esta alza de las ventas. Entre los medianos está el Delivery 11.180, que se volvió el más nuevo ícono del segmento y cayó como anillo al dedo a todas las empresas que necesitaban un vehículo compacto con alta capacidad de carga.

“En función de la reactivación gradual del consumo en Brasil, asociada a la mayor necesidad de distribución urbana, los grandes y pequeños flotistas identificaron el alza de la demanda, recuperaron la confianza y han vuelto a comprar”, observa Ricardo Alouche, vicepresidente de Ventas, Marketing y Posventa de VW Caminhões e Ônibus.

La nueva plataforma mundial de camiones livianos Volkswagen contó con una inversión de más de R$ 1 mil millones y fue proyectada, desarrollada y probada en América Latina, siguiendo estándares mundiales de certificación y calidad. El nuevo Delivery es sinónimo de un salto tecnológico también en su proceso de fabricación. La inversión en esa modernización corresponde a cerca de R$ 190 millones, o el 20% del valor total aplicado en el proyecto.