Miguel Ángel Amarilla, puro talento, fabricando mini camiones de madera.

Ya forma parte del paisaje en Caaguazú en el km 172.5 de la ex Ruta 7 hoy PY2

Este artista de la madera,  comentó a la Producción de Amigo Camionero, que literalmente nació con la idea fija en la mente, de crear los camiones en miniatura.

Miguel Ángel con nombre de artista, señaló que desde que tiene uso de razón, es apasionado por los camiones SCANIA, que en la escuela siempre sus profesores se quejaban de él porque  llenaba las hojas de su cuaderno con dibujos de camiones SCANIA, y que a media que iba creciendo,  comenzaba a cortar el palo de la escoba de su mamá, para hacer las rueditas y con machete armaba las cabinas.

De joven tuvo que dedicarse a otras actividades, pero con la mente fija en ser constructor de camiones de madera , hasta que un día entre sus actividades laborales fabricó su PRIMER SCANIA 113, le puso un precio relativamente alto, y al rato lo vendió, y mientras trabajaba por otro en su tiempo libre ya tenía otros tres pedidos, no obstante le faltaba decisión para dedicarse exclusivamente a su gran pasión, renunciar al trabajo y un sueldo seguro, no era fácil, la primera hija estaba en camino, pero fue su propio Jefe el que le motivó a dedicarse a lo suyo, y pidió permiso por dos semanas para probar, solo volvió para renunciar y dar las gracias, porque los pedidos de los mini camiones de madera eran sorprendentes.

Ya son casi 4 años que Miguel Ángel, trabaja con su esposa Lourdes Cáceres  creando réplicas de todo tipo de  vehículos, ya no solamente los CAMIONES SCANIA,  también automóviles,  camionetas, cisternas, colectivos y hasta  aviones de madera, cuanto más difícil sea el reto, mejor, jamás dan una respuesta que tal o cual no podrán hacer, solo piden un poco de paciencia, porque el proceso para un buen trabajo es un poco lento, para cuidar los detalles.

Los precios:

El costo final depende del gusto y del pedido del cliente, tamaño, detalles personalizados. La base es de 100 $, y van hasta 230 $ en trabajos que llevan 5 a 8 días.

Están en proceso de fabricar camiones más detallados, que requerirán 15 a  22 días de trabajo, y costaría desde 300 dólares.

El gran objetivo es apuntar a industrializar este trabajo familiar artesanal y ser fuente de trabajo, apuntando a la exportación desde la capital de la madera, las réplicas de los vehículos en madera.  

Individualmente muchas personas ya llevaron estos trabajos desde Caaguazú a EE UU Argentina, Chile, Brasil y España.

Amigo Camionero, incentiva a la creatividad y el ingenio de los paraguayos, produciendo calidad.