Maquinización del brazo Aña Cuá no requiere aprobación del Congreso

Proyecto fue aprobada hace 10 años.

08 FOTO1 CP copia1 r


La iniciativa, que fue autorizada por el Consejo de Administración de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), no necesita ser aprobada por el Congreso. La financiación de los trabajos será costeada con fondos propios de la EBY.

El titular paraguayo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Ángel María Recalde, destacó durante una entrevista con la radio Ñandutí que la licitación de las obras para la maquinización del brazo Aña Cuá está ” en puertas”.

“En lo que hace a obras, estamos prácticamente en puertas de lanzar la licitación relacionada con la maquinización del brazo Aña Cuá, la central de 270 megavatios que va a aprovechar el agua que hoy estamos tirando desde una altura de 21 metros”, expresó.

La maquinización de Aña Cuá ya había sido aprobada hace 10 años por el Consejo de Administración de la EBY, pero permaneció en “stand-by” por la situación financiera de la entidad.

Hoy, con el ordenamiento económico-financiero de Yacyretá y a partir del reciente entendimiento sobre la deuda paraguaya con la Argentina por la construcción de la hidroeléctrica, “se abre el camino para encarar la maquinización del brazo Aña Cuá, la modernización y ampliación de la central hidroeléctrica, que significará mayor producción de energía, fuentes laborales para trabajadores y empresas de ambos países”.

Si bien el Tratado de Yacyretá no contempla específicamente la maquinización del brazo Aña Cuá, el anexo B del mismo taxativamente dispone que “las obras descriptas en el presente anexo podrán sufrir modificaciones, previa aprobación del Consejo de Administración, cuando exigencias técnicas que se verifiquen durante la elaboración del proyecto y ejecución de las obras, o cuando requerimientos de mercado energético así lo aconsejen”, conforme la página web de la EBY.

08 FOTO Angel Recalde copia r
Ángel Recalde, titular de la EBY.

CONVENIENCIA
Desde la EBY refirieron que la maquinización del brazo Aña Cuá resultaría “conveniente para cubrir parte de las demandas futuras del sistema eléctrico paraguayo”. Según estudios realizados, se necesitará mayor fuente de generación atendiendo al crecimiento sostenido de la demanda de potencia en el país.

Además, la maquinización del brazo Aña Cuá significará el aumento de un 10% en la generación de energía a través de la instalación de tres turbinas con capacidad de producción de 70 mW/h cada una, y por lo tanto un 10% en el aumento de recaudación por venta de energía para la EBY.

NECESIDAD
El país experimenta un proceso de crecimiento económico e industrial que eleva la demanda energética local. Esta necesidad fue plasmada en el Decreto 1470/2014 “Por el cual se aprueba el Plan Maestro de Generación, Transmisión y Distribución de Corto y Medio Plazo de la Ande, previsto para el período 2014-2023” y que justifica plenamente que el país asegure su eficiencia energética para el futuro próximo.

LA OBRA
La obra será financiada con fondos propios de la empresa. La colocación de las tres turbinas no constituye un nuevo proyecto, sino una decisión reconducida de manera consistente por los gobier

8 ARM ESPECIAL copia1

1. La maquinización es conveniente para cubrir parte de las demandas futuras del sistema eléctrico paraguayo, considerando que a partir del 2026 el país necesitará mayor fuente de generación de energía, ya que nuestra disponibilidad de potencia de las dos centrales binacionales, más la de la Central Acaray, serán totalmente utilizadas.

2. Aña Cuá significará el aumento de un 10% en la generación de energía y por tanto 10% en el aumento de recaudación por venta de energía para la EBY. Además, sumar tres turbinas incrementarán en un 15% la potencia.

3. No maquinizar el brazo sobre el río Paraná significará derrochar US$ 80 millones al año.

4. La maquinización se financiará con recursos propios generados por la EBY por la venta de energía.

5. La inversión y las obras serán posibles mediante el acta de entendimiento firmado el 4 de mayo de este año por los presidentes de Paraguay, Horacio Cartes, y de Argentina, Mauricio Macri, que permitirá que tras 35 años Yacyretá se convierta en una entidad económicamente viable y creadora de nuevos proyectos para beneficio de ambos países.