Inaugurado el estadio más raro de Rusia

El vistoso estadio Central de Yekaterimburgo fue inaugurado hoy con el partido entre el Ural local y el Spartak Moscú de la liga rusa.

El anfiteatro, que tiene capacidad para 35.000 espectadores -se reducirán a 25.000 tras la Copa Mundial-, mostró un lleno a rebosar, a lo que contribuyeron las temperaturas primaverales en la capital de los Urales.

El partido terminó con la victoria del Ural, que se impuso a la escuadra moscovita con un marcador de 2-1.

Como el comité organizador declinó celebrar partidos en Siberia, Yekaterimburgo es la última frontera del Mundial y la ciudad más oriental del torneo.