Conozca el cuidado principal del árbol de transmisión o eje cardan

¿Sabes qué es el eje cardán? ¿Cuál es su importancia para el buen funcionamiento del camión? ¿Qué tipo de atención se necesita para aumentar la vida útil de los componentes y evitar sorpresas en el camino?

Árbol de transmisión o eje cardan, es el término que se le da en la ingeniería a todo objeto axisimétrico que ha sido especialmente fabricado para transmitir una fuerza/potencia, son elementos de gran importancia en las máquinas que usan transmisiones mecánicas, siendo usados en gran diversidad de las mismas.

El árbol de transmisión tiene como función principal transmitir un esfuerzo motor, dicho esfuerzo es conocido generalmente como torsión. Pero también puede verse comprometido a otras funciones mecánicas. El árbol de transmisión al ser el medio por el cual la potencia de un motor va a pasar, debe poseer características o parámetros concretos para no fallar en su cometido, dichas características son: rigidez, inercia de rotación y resistencia, la rigidez es requerida para evitar deformaciones en el árbol de transmisión, la inercia es uno de los parámetros que no debe excederse pues supondría oposición a las velocidades angulares, por último la resistencia, un árbol de transmisión debe ser lo más resistente posible debido a las tensiones mecánicas para la cual fue diseñado.

Amigo Camionero les brinda algunos consejos para el mantenimiento eficiente de los componentes.

Antes de hablar sobre el cuidado del eje cardán, se debe comprender la importancia del componente en la vida útil del vehículo.

El eje cardán es un conjunto de varias piezas con la función de llevar el par que sale de la caja de cambios al eje del vehículo, con un sistema de variación de longitud interna (tipo telescopio) que garantiza las variaciones de altura entre el chasis y el eje trasero, debido a terreno irregular, carga del eje, aceleraciones y frenado, compensando las vibraciones y ángulos formados en estas condiciones.

Se compone de subconjuntos importantes como: bridas o yugos, junta universal (crucetas y horquillas), guantes y puntas fijas y deslizantes (telescopios), tubos de horquilla soldados, rodamientos.

Cuando se trata del cuidado principal del eje cardán, debe centrarse en dos puntos: El primero está relacionado con el mantenimiento periódico, que consiste en lubricar los componentes, verificar los partes de apriete de los pernos y las holguras de las juntas, fugas y / o grietas en las soldaduras.

El segundo es observar las señales que provienen del conjunto a través de la vibración y / o el ruido proveniente del sistema, donde uno debe buscar remediarlo mediante una verificación exhaustiva, ya que estas son indicaciones de mal funcionamiento.

También es importante tener en cuenta el intervalo de cambio de grasa. Los vehículos de ruta o no severos, cada 20,000 km o dos meses, lo que ocurra primero. Los vehículos urbanos, donde se usan muchos cambios de marcha y bajas velocidades, cada 10,000 km o mensualmente. Los vehículos especiales o no de carretera, que tienen condiciones severas, deben analizarse periódicamente con un máximo de 15 días.

La grasa debe colocarse dentro del conjunto y donde se bombean los accesorios, bombeando la grasa nueva hasta que la vieja y parte de la nueva salgan de los cauchos de sellado, eliminando el exceso con un paño limpio, ya que esto ayudará en la inspección periódica futura.

Cuando el conductor no realiza el mantenimiento preventivo, el conjunto puede dañarse, la vida útil de los componentes acortarse y el motor parar repentinamente y provocar accidentes. Las crucetas mostrarán signos de desgaste y pueden derretirse y romperse.

“Un conjunto no lubricado o un producto vencido o inadecuado causa un desgaste prematuro y dañará y requerirá mantenimiento correctivo. El control permanente y el mantenimiento preventivo, el análisis de los sellos, que deben estar actualizados, es parte de la rutina del propietario, ya que si hay signos de fugas excesivas, esto contaminará la grasa con agua y partículas abrasivas, reduciendo la vida útil de los componentes.

Consejos importantes:

Los travesaños y las piezas que se fijan mediante pernos deben estar con los pares especificados por el fabricante o el manual del vehículo.

El sistema debe montarse con los espacios libres máximos requeridos para que no haya bloqueos o espacios libres excesivos.

Observe grietas o flojedad a simple vista, soldaduras de tuberías y niveles de ruido excesivos debido al desequilibrio o signos de impacto o cojinetes desgastados.

Use llaves dinamométricas y herramientas adecuadas para equipos de mantenimiento y seguridad y con el vehículo siempre apagado.