CENEU y Enerpy Ambiental S.A trabajan en alianza para ayudar a preservar el medio ambiente

Los neumáticos de los vehículos no duran toda la vida, y en algún momento los mismos se tienen que desechar, es por eso que el Centro del Neumático (CENEU) tiene una alianza con Enerpy Ambiental S.A, de acuerdo a lo que destacó a nuestra producción el director Comercial de CENEU, Mario Netto Serrati.

“Desde hace cinco años estamos colaborando con un proceso de desecho final responsable de los neumáticos usados. Nosotros, en compromiso con la Sociedad, tomamos la decisión de trabajar en conjunto con Enerpy y darle desecho final responsable a los neumáticos que nosotros vendemos”, destacó.

Al respecto, es importante resaltar que todos los neumáticos que son adquiridos del Centro ya incluyen en su precio el servicio de disposición final adecuada. Entonces, con eso se asegura que todo el proceso, desde que sale de la fábrica hasta que se desintegra totalmente, sea manejado de forma adecuada.

Por su parte, el Ing. Luis Torres, gerente de planta de Enerpy Ambiental, expresó que esta es una empresa autorizada por el Ministerio del Ambiente para brindar servicios de gestión final de residuos peligrosos e industriales. En el año 2016, nos comprometimos a incluir dentro de sus servicios los neumáticos usados, ya que estos generalmente están diseminados irresponsablemente en el medio ambiente.

Asimismo, dentro del plan conjunto que se tiene con el Ministerio de Salud Pública y con el Ministerio del Medio Ambiente, se realiza una fumigación periódica por parte del Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (Senepa), lo que garantiza la correcta desinfección de los neumáticos cuando llega a planta.

Una vez que el neumático llega a planta, donde es limpiado, desinfectado y acopiado adecuadamente, pasa por un proceso de reducción de tamaño a través de máquinas con operarios especializados. Estas personas debidamente capacitadas operan las máquinas con las cuales se consigue la reducción del neumático en unos chips de reducido tamaño de cinco por cinco centímetros.

El objetivo fundamental de la reducción de este neumático es para adecuar el mismo en una densidad apropiada, para que pueda ingresar a un reactor de materia orgánica, que es un equipamiento que dispone la firma Enerpy y que ostenta una tecnología que fue patentada local e internacionalmente.

Asimismo, al ser una tecnología desarrollada y patentada hace que la firma cuente con este material, pero por sobre todas las cosas, aparece en el mercado como una solución totalmente diferenciada a los métodos tradicionales y obsoletos como son la incineración y el relleno sanitario. 

Además, la idea de la empresa es que diferentes sectores se sumen a este sistema, que permitan que ofrece una solución definitiva a este residuo tan peligroso y dañino que prolífera un vector de enfermedades que finalmente afectan a muchos paraguayos, como el caso del dengue.