Basf prepara unidad para producir materiales para baterías

Fábrica en Alemania para tener capacidad de suministro inicial de 400,000 vehículos eléctricos por año.

Basf anuncia otra unidad para la producción de elementos de batería. Después de Harjavalta, en Finlandia, su planta de Schwarzheide, en Alemania, también tendrá un área dedicada a la fabricación de materiales de cátodos activos. Ambas plantas están programadas para comenzar a operar en 2022.

Inicialmente, la compañía estima una capacidad de suministro para la producción de 400 mil vehículos eléctricos completos por año. “Las fábricas en Finlandia y Alemania ofrecerán a nuestros clientes acceso confiable a materiales activos de cátodo de níquel a medida, cerca de las instalaciones de fabricación europeas”, dice Peter Schuhmacher, presidente de la división Catalyst de BASF.

BAJA HUELLA DE CARBONO

Según la compañía, con las nuevas unidades, Basf se convertirá en el primer proveedor de material de cátodo activo con capacidad de producción local en los tres principales mercados actuales: Asia, Estados Unidos y Europa.

La compañía agrega que las fábricas también utilizarán soluciones de generación de energía que apuntan a la ecoeficiencia y, en consecuencia, a la baja huella de carbono. Actualmente, la unidad en Alemania utiliza turbinas de gas y vapor, pero con el inicio de la producción de materiales para baterías, se están planificando otras fuentes renovables. La instalación finlandesa albergará una gama de soluciones, que incluyen energía hidroeléctrica, eólica y de biomasa.

Tags: